La impresión 3D se está utilizando en la producción de piezas únicas, generalmente para uso ornamental o como elementos artísticos. Desde una simple escultura hasta lámparas y muebles de diseños exclusivos.