La impresión 3D ha entrado con fuerza en el ámbito educativo, tanto que ya hay colegios e institutos donde han incorporado la impresión 3D dentro de algunas asignaturas para obtener un conocimiento básico de esta tecnología.

Además de la enseñanza de diseño e impresión 3D, las impresoras 3D están causando una auténtica revolución en las aulas, abriendo enormes posibilidades y aplicaciones en todo el ámbito educativo.

Aparte del evidente interés de integrarlo en las asignaturas STEM (ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, por sus siglas en inglés), donde permiten materializar de forma física diseños y estructuras 3D, también se usan para otras asignaturas, recreando artefactos históricos y prehistóricos, fabricando instrumentos musicales, material para laboratorios de química, reproducción de huesos y órganos humanos o animales, creando soluciones a medida...

Usos habituales:

  • Fabricación de diseños y estructuras 3D.
  • Juegos matemáticos y geométricos.
  • Recreación de artefactos antiguos.
  • Monumentos y edificios a escala.
  • Instrumentos musicales
  • Material de laboratorio
  • Partes del cuerpo humano.
  • Útiles varios.