El diseño de joyas nunca tuvo tan al alcance de la mano la creación de formas hasta ahora imposibles. Gracias a la combinación de software de modelado 3D y a la impresión 3D, se consiguen unos expectaculares diseños.

En joyería se usa principalmente la tecnología de fotopolimerización en bandeja (SLA y DLP) debido a la gran precisión que se obtine en objetos pequeños. El uso de materiales calcinables permite crear el molde de la joya para realizarla en el metal precioso que querramos, respetando al máximo el diseño original.

La última tendencia se adentra en el uso de impresoras 3D de metal que pueden fabricar directamente la joya, ya sea en metales preciosos o en otro metales como titanio, bronce o aluminio, por citar algunso. En este aspecto aún se está trabajando para conseguir buenos resultados.

En el limite entre la joyas y los complementos, el plástico también sirve como material de fabricación de multitud de ornamentos.